Skip Navigation  

Fundamentos de los programas para Estudiantes del Idioma Inglés (ELs)

Fundamentos de los programas para Estudiantes del Idioma Inglés (ELs)

Existen muchas leyes Federales y Estatales que establecen los derechos para los Estudiantes del Idioma Inglés (ELs), y definen las responsabilidades de los Distritos Escolares que prestan servicios a estos estudiantes. En esta sección encontrarán algunas de las Leyes Federales más pertinentes, reglas de los tribunales, y Leyes Estatales que afectan la educación de los ELs, seguidas por una explicación breve de cómo se hacen cumplir dichas leyes. También se incluyen las normas de la Junta de Educación acerca de la educación bilingüe.

Ley Federal

Las leyes federales más importantes que establecen los derechos de todos los estudiantes se encuentran en:

La Constitución de los Estados Unidos, en la enmienda XIV (1868)

La 14ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos garantiza que "... Ningún Estado debe... negar a cualquier persona dentro de su jurisdicción la protección equitativa de las leyes. "         

Ley de Derechos Civiles, Título VI (1964)

Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964 declara que ". . . a ninguna persona en los Estados Unidos, por motivos de raza, color u nacionalidad de origen. . . se le nieguen los beneficios de, o ser sujeto a discriminación bajo cualquier programa o actividad que reciba asistencia financiera Federal".

Ley para la Igualdad de Oportunidades Educativas (1974)

 

La Ley para la Igualdad de Oportunidades Educativas, hace que las instituciones educativas sean responsables de tomar las medidas necesarias para superar las barreras lingüísticas y culturales, las cuales impiden que los estudiantes tengan una participación equitativa en los programas de instrucción. En concreto "... ningún Estado podrá negar la igualdad de oportunidades educativas a una persona por cuenta de su raza, color, sexo u nacionalidad de origen, por... el fracaso de una agencia educativa en tomar las medidas adecuadas para superar las barreras lingüísticas que impiden la participación equitativa de sus estudiantes en sus programas de enseñanza... "

Corte Suprema

 

En adición a las Leyes Federales, la siguiente selección de resoluciones del tribunal definen los derechos de los Estudiantes del Idioma Inglés:

Caso “Lau” contra “Nichols” (1974)

 

En el caso de “Lau” contra “Nichols” (1974), la Corte Suprema de los Estados Unidos sostuvo el hecho de que, el error de San Francisco, al no proveer enseñanza complementaria en inglés a 1,800 estudiantes de descendencia china, fue en violación del Título VII de la Ley de Derechos Civiles (42 USC, Sección 2000d).

En una decisión unánime, la Corte Suprema declaró que la equidad de oportunidades educativas para los estudiantes que no entienden inglés requiere que; no sólo tengan acceso a "las mismas instalaciones, libros de texto, profesores y plan de estudios... ", pero también requiere que tengan acceso a aprender el idioma inglés.
Independientemente de otros factores, el Tribunal descubrió que "... aquellos estudiantes que no entienden inglés se les excluye y niega el derecho a una educación significativa", cuando sus oportunidades de aprender son limitadas porque reciben la enseñanza en una lengua que no entienden.

La resolución “Lau” también establece la obligación del Distrito Escolar en proporcionar a los Estudiantes del Idioma Inglés, con un acceso significativo a los programas educativos. Cuando los padres de familia se rehúsan a que su(s) hijo participe en un determinado programa formal de enseñanza de idiomas, el Distrito Escolar debe continuar garantizando que el estudiante cuente con la misma oportunidad de cubrir y satisfacer sus necesidades académicas y de aprendizaje del idioma inglés.

Debido a que el Distrito Escolar también opera conforme al Decreto por Consentimiento “Lau”, que es el resultado del acuerdo del Distrito Escolar, las opciones de programa alternativo deben incluir un acceso inmediato a los programas bilingües y biculturales en los idiomas principales de los estudiantes en dicho Distrito Escolar. En la actualidad, los padres de todos los Estudiantes del Idioma Inglés rellenan los formularios de inscripción, indicando los programas de su elección.

Caso “Castañeda” contra “Pickard” (Texas, 1981)

 

Mientras que el caso “Lau” fue importante en el desarrollo de las bases legales para defender los derechos de los Estudiantes del Idioma Inglés, el caso Castañeda tiene una importancia especial pues proveyó, y aún continúa proveyendo, criterios importantes para determinar el nivel de cumplimiento de una escuela con respecto a la Ley para la Igualdad de Oportunidades Educativas de 1974.

En el caso de la demanda “Castañeda”, padres de niños mexicanos americanos culparon al Distrito Escolar Independiente de Raymondville (Texas) por implementar prácticas educativas que violaban los derechos de sus hijos. Esas prácticas incluían “seguimiento de habilidades/destrezas” de estudiantes con base en criterio discriminativo que causó la segregación de los estudiantes hispanos; dicha discriminación fue contra los mexicanos americanos, en el reclutamiento y contratación de empleados escolares; y en el la falta de desarrollo de programas bilingües que facilitaran el aprendizaje para los estudiantes que hablan idiomas minoritarios.

Al anular una decisión inicial del Tribunal del Distrito, la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito estuvo de acuerdo con los demandantes mexicanos americanos. Fue entonces que se formuló una prueba para determinar si el Distrito Escolar cumple con la Ley para la Igualdad de Oportunidades Educativas de 1974. Dicho cumplimiento requiere la satisfacción de los tres criterios siguientes:

  1. Teoría: La escuela debe implementar un programa con base en una teoría educativa reconocida como tal o por lo menos como una estrategia experimental legítima.
  2. Práctica: La escuela actualmente debe implementar con ejercicios educativos continuos, recursos, y el            personal necesario para transferir la teoría a la realidad.
  3. Resultados: La escuela no debe persistir en un programa que deja de producir resultados.

Es importante hacer notar que, la resolución al caso “Castañeda” se otorgó en la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, y que su jurisdicción incluye el Estado de Texas, Louisiana y Misisipi. La prueba del caso “Castañeda” se ha administrado en diferentes estados, incluyendo California.

Ley de California

Antigua Ley Estatal para la Educación Bilingüe: AB 507

Esta Ley estableció requisitos específicos de programas bilingües para identificación, la enseñanza, la asignación de funciones al personal, la composición de los salones de clases, la reclasificación de estudiantes y la participación de los padres de familia.

Código de Educación 300-340 (Proposición 227)

 

En junio de 1998, los votantes de California aprobaron un referéndum conocido como la Propuesta 227. Con la aprobación de dicha propuesta surgieron una serie de ordenanzas que afectaron directamente las experiencias en el aula para Estudiantes del Idioma Inglés en todo el Estado, sobre todo, la asignación de la enseñanza de inglés como la prioridad máxima en los programas para Estudiantes del Idioma Inglés.

Las provisiones establecidas por la propuesta 227 ordenaban un programa de “inmersión estructurado en inglés” o uno de “inmersión contextualizado en inglés” en el que “casi toda enseñanza en el aula se realiza en inglés, pero con el plan de estudios y la presentación designada para niños que están aprendiendo el idioma”. La nueva ley especificaba que a los niños se les debía asignar “por períodos no menores de 30 días, durante ese año escolar en un aula donde sólo se enseña inglés, sólo hasta que los padres de familia completen un formulario de exención, será posible cambiar al niño a un programa alternativo”. Bajo esta ley los padres de familia tienen la opción de completar un formulario de exención, donde instruyan al Distrito escolar para que asigne al niño a un programa alternativo.

La Propuesta 227 no elimina la educación bilingüe o los requisitos para la certificación docente CLAD/BCLAD. La ley sostiene que en una escuela, existen 20 familias que hablan el mismo idioma en un mismo grado, solicitan clases de educación bilingüe, la escuela tendrá que establecer dicho programa.

Aplicación de las normas

La Oficina de Derechos Civiles (OCR) del departamento de educación de los EE.UU., está a cargo de supervisar que el Distrito Escolar Cumpla con la Ley para Derechos Civiles de 1964.

La Oficina de Derechos Civiles (OCR) no prescribe un programa educativo específico que brinde oportunidades adecuadas de aprendizaje para Estudiantes del Idioma Inglés. Más bien, cada Distrito Escolar debe elegir un método de probada eficacia, o un enfoque que prometa ser exitoso, y sea más adecuado para sus propias necesidades, condiciones y recursos. Sin embargo, la OCR, requiere que todos los programas lleven a cabo ciertas funciones básicas mediante las cuales las escuelas:

 

  • identificarán adecuadamente a los estudiantes que necesiten servicios de idiomas
  • desarrollen programas que son efectivos en promover el aprendizaje
  • provean maestros adecuados, materiales educativos y espacio físico
  • evalúen el progreso estudiantil adecuadamente
  • evalúen todo el programa continuamente e implementen cambios cuándo y dónde se consideren    necesarios.

La OCR investiga las quejas que alegan la falta del Distrito Escolar en cumplir con estos requisitos o con la Ley para los Derechos Civiles de 1964. De acuerdo con el memorando de la Oficina de Derechos Civiles del 25 de mayo de 1970, el Distrito Escolar debe cumplir con cuatro responsabilidades fundamentales, las cueles son:

 

  1. Tomar medidas activas y emplear los recursos adecuados para garantizar que los estudiantes adquieran       destreza                en el idioma de enseñanza.
  2. Abstenerse de asignar a estudiantes en clases para discapacidades en el desarrollo, con    base a criterios    que miden       esencialmente destrezas en el idioma inglés, o negarle acceso a los cursos de preparación universitaria como       resultado a la falta de la escuela por impartir las destrezas necesarias.
  3. No emplear sistemas de agrupamiento o seguimiento que impidan el desarrollo educativo de estudiantes      debido a                su origen nacional o que operen como impasse o registro permanente; sino que estimulen el aprendizaje y el    dominio del idioma inglés tan pronto como sea posible.
  4. Asegurarse que los padres de familia con limitaciones en el dominio del idioma inglés reciban información   sobre las       actividades escolares en un idioma que ellos comprendan.

Adicionalmente, cada cuatro años, el Departamento de Educación de California conduce la Supervisón del Programa Categórico (antes conocido como CCR) de los programas para asegurarse de que las escuelas y los Distritos Escolares están en cumplimiento con las leyes que protegen a los niños con idiomas minoritarios y los servicios que reciben.

Los programas bilingües del Distrito Escolar y los servicios para los Estudiantes del Idioma Inglés se establecieron de acuerdo a las normas de la junta de Educación del SFUSD,  las cuales son con base a los requisitos “Lau” y los estatutos incluidos en el Código Educativo del Estado de California Sección 62002. Estos requisitos son obligatorios para todos los Distritos Escolares que inscriben a Estudiantes del Idioma Inglés.

Las normas de la Junta de Educación del SFUSD para la Educación Bilingüe, que se aprobaron en1974 y se revisaron en 1998, ordenan servicios y metas específicas para los Estudiantes del Idioma Inglés. Dentro de ellas se encuentran las siguientes:

Todos los Estudiantes del Idioma Inglés deberán:

 

  • Alcanzar el nivel de dominio del idioma inglés e igualmente cumplir con el desafiante contenido temático y  las           normas de desempeño que  se espera todos los estudiantes alcancen
  • Continuar con el desarrollo cognitivo y académico a través de una enseñanza con idiomas natales, para la    cual los padres de familia firman un acuerdo de exención para que a su hijo se le asigne a un programa           alternativo (de      acuerdo al Decreto por Consentimiento “Lau”)
  • Desarrollar y profundizar en una percepción positiva de uno mismo mientras respeta su propia cultura y las   demás.
  • Tener acceso y participar plenamente en la variedad de programas educativos que se ofrecen por todo el      Distrito   Escolar
  • Mantener y/o desarrollar competencia o habilidades de lectoescritura en inglés, y, de conformidad con el        Consentimiento por Decreto “Lau” en su idioma natal cuando el estudiante lo necesite y/o los padres lo                soliciten,                con el fin de maximizar el potencial de aprendizaje y desarrollar recursos lingüísticos y culturales.

La Junta de Educación también estableció normas para empoderar e involucrar a padres de familias lingüística y culturalmente diversas, y los de estudiantes de baja situación socioeconómica.